Corrupta y endeble seguridad en el Hospital Civil

*Una mujer que entró “como Juan por su casa”, pidió a una mamá a su recién nacido para presuntamente hacerle una prueba, pero ya jamás regresó con el bebé

*Se detuvo a una mujer con un bebé en brazos, pero será después de 72 horas que se pueda saber oficialmente si el infante recuperado es o no con exactitud el mismo que fue robado

 

Othón GARCÍA DÍAZ / Jairo MAINAN

Oaxaca, Oaxaca, Martes 19 de Septiembre, 2017.- Un bebé de dos días de nacido fue robado de las instalaciones del Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso” de esta capital, por una mujer de complexión gruesa, estatura baja, color de piel morena clara, cabello a la cintura, la cual vestía como enfermera.

El bebé presuntamente habría sido recuperado, pero las autoridades, por medio de pruebas de ADN, corroborarán este hecho 72 horas después de haber hecho este examen médico, mismo que se hizo la tarde de este lunes.

No obstante de lo anterior, se pudo establecer que la mujer ya pudo reconocer a su hijo de dos días de nacido, no obstante que la recomendación de especialistas médicos de la Fiscalía, era que se esperaran más horas para que ella pudiera ver al bebé y no entrara en shock, pero finalmente se decidió que la mujer viera al bebé, lo identificara, por lo que ya se hizo y sólo falta que la Fiscalía lo haga de forma oficial para que se haga la entrega de protocolo.

El hecho anterior pone al descubierto el grado de corrupción que se puede presentar en dicho nosocomio, además de endeble seguridad, ya que una persona ajena y disfrazada pudo entrar al lugar y robarse al menor sin que nadie se lo haya podido impedir, o en su defecto, en complicidad de alguien que trabaja en dicho lugar.

Los familiares del recién nacido se preguntan cómo es que la mujer pudo entrar al lugar, ya que, si no es enfermera, nadie puede entrar, ya que ni los familiares pudieron entrar y tenían horas sin ver, tanto al menor como a la madre del mismo, por lo que ellos presumen que la sustractora tiene un cómplice al interior del nosocomio o es trabajadora del mismo.

Según versión de Gabriela Méndez, quien se identificó como subdirectora de supervisión del turno nocturno del citado Hospital Civil, aproximadamente a las 06:00 horas, una mujer con una bata en el hombro acudió a la cama 302 donde se encontraba Itzel Flores Páez, madre del bebé, para solicitarle al menor para llevarlo a realizar la prueba de tamiz neonatal.

Aproximadamente 20 minutos después la afectada preguntó a una enfermera a qué hora le regresarían a su hijo, por lo que le comentaron que a esa hora no se hacían las pruebas, de inmediato trataron de localizar al menor y a la supuesta enfermera, sin embargo, no obtuvieron respuesta favorable, por lo que se solicitó apoyo de las unidades correspondientes, iniciando la denuncia ante el servicio de emergencias 911.

Al lugar arribaron elementos policiacos de diferentes corporaciones, quienes se dispersaron y cerraron las instalaciones para no dejar ingresar ni salir a nadie, para revisar todas las áreas y verificar qué fue lo que sucedió con el menor y la supuesta enfermera.

La madre del neonato refirió que una mujer que se identificó como supuesta enfermera, vistiendo de pantalón blanco y blusa blanca, con una bata sucia, de complexión robusta, estatura baja, morena clara de cabello hasta la cintura, de aproximadamente 30 años de edad, fue la responsable de la sustracción del menor con el pretexto de realizar unos estudios.

En ese momento el menor vestía una playera de color rojo con blanco con personaje de Mickey Mouse y cubierto con un cobertor de color azul.

Los familiares del recién nacido interpusieron la denuncia correspondiente en el Ministerio Públicos que se localiza en el Hospital Civil.

La noticia del robo del bebé corrió como pólvora en las redes sociales, portales de noticias en internet y en noticiero radiofónicos, lo que originó que un taxista colaborara en el caso, informado que él había abordado en el Hospital Civil a un mujer con un bebé en brazos, la cual le manifestó que su hijo tenía calentura y lo llevaría a su casa ubicada en el municipio de Santa Lucía del Camino.

Sin embargo, al ruletero se le hizo extraño, pues en lugar de ingresarlo al nosocomio se lo llevó a un domicilio ubicado en la calle Claveles en el citado municipio.

Antes, ya se había dado un operativo de búsqueda del menor de edad a cargo de diversas corporaciones policiacas, y como parte del operativo, los uniformados primero catearon un domicilio en la calle de Azucenas esquina con 16 de Septiembre, lugar que había señalado el taxista en donde había dejado a la mujer con el bebé.

Después, otra vivienda más junto al río Salado en la calle de Las Rosas, entre Orquídeas y Jazmines en la ampliación de Santa Lucía.

En esa zona, la policía aseguró a una mujer con las características de la presunta enfermera, con un bebé en brazos, por lo que fue detenida y llevada al Hospital Civil para verificar con pruebas genéticas a todos los involucrados, tanto a la mujer detenida, los padres del menor y al mismo bebé, que tardaran 24 horas para saber si es el bebé robado o no.

En tanto, en la avenida Universidad, casi frente a rectoría, fue hallada una bata azul y un gorro quirúrgico, lo que se presume la mujer utilizó para robar al bebé, por lo cual la zona fue acordonada por policías municipales para las investigaciones correspondientes.

En tanto, familiares de la mujer detenida, quien no pudo acreditar la maternidad del menor, al ser entrevistados cayeron en diversas contradicciones.

Finalmente, autoridades del sector salud realizan los exámenes biológicos necesarios, a fin de identificar y confirmar si el recién nacido asegurado la mañana de este lunes en el municipio de Santa Lucía del Camino, corresponden con el menor que fue sustraído este mismo día en el Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso”.

En tanto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado realizan las investigaciones correspondientes para investigar y sancionar a quienes resulten responsables de estos hechos.

Ante ello, corporaciones de seguridad pública continuarán con las labores de búsqueda del menor no serán suspendidas hasta su plena identificación.

Autoridades sanitarias y peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado indicaron que como lo marca la ley, el resultado de los análisis y pruebas de ADN a un menor se dan a conocer hasta 72 horas después de su realización.

La Fiscalía General tiene a tres personas detenidas, por lo que ya se inició la carpeta de investigación y se les podría vincular a proceso a estas tres personas detenidas.

 

Trabaja Fiscalía General en la investigación

 

En tanto, la Fiscalía General del estado informa que, gracias al trabajo oportuno y coordinado de Ministerios Públicos, Agentes Estatales de Investigación y Peritos, hay indicios para señalar que se ha localizado a Leonardo Sánchez Flores, bebé que fue sustraído en la mañana de este lunes del Hospital Civil “Doctor Aurelio Valdivieso”, ubicado en la capital de Oaxaca.

Los hechos se dieron a las 6:00 horas aproximadamente, cuando una mujer que vestía pantalón y blusa blanca, de tez morena clara, ingresó al cuarto del hospital y le dijo a la madre del bebé que lo llevaría a realizarle la prueba del tamiz, llevándoselo del hospital.

Al tener conocimiento de los hechos, personal ministerial, de investigación policial y pericial se trasladó al lugar de los hechos para comenzar con las diligencias necesarias que ayudaran a tener información certera para dar con el paradero del bebé.

Durante la tarde-noche esperaron los resultados de las pruebas de ADN y dactiloscopia, las cuales realiza el Instituto de Servicios Periciales con el objetivo de corroborar la identidad del bebé.

Los probables responsables fueron detenidos por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y se encuentran a disposición de la autoridad ministerial en lo que se define su situación jurídica.

La Fiscalía General del estado ha mantenido comunicación directa y permanente con la familia afectada y actuará con firmeza para procurar justicia a las víctimas de estos hechos y garantizar que el bebé se encuentre en resguardo de sus padres.

A su vez, autoridades del sector salud realizan los exámenes biológicos necesarios, a fin de identificar y confirmar si el recién nacido asegurado la mañana de este lunes en el municipio de Santa Lucía del Camino, corresponden con el menor que fue sustraído este mismo día en el Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso”.

En tanto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado realizan las investigaciones correspondientes para investigar y sancionar a quienes resulten responsables de estos hechos.

Cabe señalar que, durante el aseguramiento del menor, fue detenida una mujer que lo llevaba en brazos y que presentaba características similares. Ambos reunían características similares a las descritas, por lo que fueron llevados al nosocomio para la identificación del menor.

Autoridades sanitarias y peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado indicaron que como lo marca la ley, el resultado de los análisis y pruebas de ADN a un menor se dan a conocer hasta 72 horas después de su realización.

De acuerdo con el reporte policial, el Servicio de Emergencias 911 recibió la denuncia de la Subdirectora de Supervisión del turno nocturno del Hospital Civil, Gabriela Méndez, quien afirmó que alrededor de las 06:00 horas de este lunes, una mujer con una bata colgada al hombro ingresó al nosocomio, donde se encontraba la señora Itzel N.N. quien el día sábado (16/09/2017) había dado a luz a su menor hijo y le informó que se llevaría a su bebé a la realización de la prueba del tamiz.

Después de 20 minutos, la señora preguntó a qué hora retornaría su bebé, por lo que el personal de enfermería respondió que el recién nacido no tenía ninguna prueba programada, por lo cual se comenzó la búsqueda del menor en las instalaciones y al no hallarlo solicitaron el apoyo de la policía.

En este contexto, las autoridades del sector salud y corporaciones policiacas, en coordinación con la Fiscalía General de Justicia, reiteran la disposición y el pleno respaldo para continuar con el operativo de búsqueda de este menor de edad y también de quienes resulten responsables de esta sustracción.

Indicaron que se busca a la presunta responsable del robo, quien se identificó como enfermera, vestía pantalón color blanco, blusa color blanco, bata muy sucia, complexión gruesa, estatura baja, color de piel morena clara, cabello recogido, aproximadamente de 45 años de edad, suéter azul marino y con cubre bocas.

En tanto, el menor vestía playera de color rojo con blanco, con personaje de Mickey Mouse, cubierto con un cobertor de color azul y gorro azul.

 

Crónica: Quince horas de dolor sin su hijo

 

De la felicidad por la llegada de su segundo hijo, Leonardo, pasó a la angustia y dolor por más de 12 horas.

Todo porque una mujer disfrazada de enfermera burló la vigilancia policiaca, ingresó al Hospital Civil de la ciudad de Oaxaca, y se robó al bebé, con el pretexto de hacerle la prueba del tamiz.

Desde las tres de la mañana de hoy, Itzel Flores Páez, una joven ama de casa, de 25 años de edad, vivió angustia, dolor, sufrimiento, estrés… las peores horas de su vida.

Los médicos tuvieron que sedarla para controlarle la crisis nerviosa provocada por no saber dónde está su hijo, quien nació hace tres días, luego de que la noche del 15 de septiembre ingresara al nosocomio.

La desesperación invade los corazones de los papás, tíos y abuelos.

Sonia Sánchez, madre de Gadiel Abimael Sánchez, el padre de Leonardo, llora entre la reja de acceso del hospital público de Oaxaca, “Doctor Aurelio Valdivieso”, bajo la responsabilidad de los Servicios de Salud.

Son las nueve horas y ella clama ayuda para encontrar a su nieto, mientras reprocha la falta de seguridad y la omisión de las autoridades de este centro médico para informarles sobre la situación.

“Una enfermera pasó a decirle a mi nuera que le iban a hacer el tamiz auditivo y ella no sabía, se lo entregó y nadie se daba cuenta, ¿cómo es posible que una enfermera pueda entrar?, yo tengo tres días aquí y no me dejaban ver a mi nieto”, dice ella, sollozando.

De acuerdo con doña Sonia, fue a alrededor de las tres de la mañana de este lunes cuando la responsable del plagio ingresó al hospital y se llevó a Leonardo.

Narra que su nuera y nieto debieron de ser dados de alta el domingo, pero el pediatra, quien había ordenado unos estudios, no llegó; este fue el motivo para quedarse otro día.

 

Primeras pistas

 

Minutos después de las nueve horas, la Agencia Estatal de Investigaciones detiene a una mujer con un bebé en la colonia Ampliación de Santa Lucía del Camino, para llevarlos a hacer las pruebas de ADN correspondientes a fin de determinar si la identidad del menor de edad corresponde al del plagiado.

Pero hay quienes dan por entendido que el recién nacido ha sido localizado y avisan de la noticia.

Esta desinformación enfurece a la familia y Gadiel, padre del recién nacido, de oficio mototaxista, discute con la Policía Estatal y los guardias del lugar, quienes impiden su ingreso al hospital por cuestiones de seguridad.

Allí, reclama la ironía, de negarle el acceso, mientras una desconocida pudo entrar y llevarse a su hijo.

Enojado y angustiado exige a las autoridades continúen con la búsqueda de su bebé hasta no estar confirmado que el localizado es suyo.

Han pasado 15 horas de la sustracción y la familia aún no sabe si el bebé, al que le realizan pruebas, es Leonardo, para ya llevarlo a su hogar, en San Juanito, agencia municipal de la ciudad de Oaxaca.

Nadie les informa nada, dice Adán Sánchez, cuñado de Itzel, quien desde la madrugada ha perdido la tranquilidad al no poder ver ni abrazar a su sobrino.

 

En 500 mil pesos venderían bebé robado

 

La noche de este lunes trascendió que las tres presuntas ladronas del bebé sustraído del Hospital Civil, Aurelio Valdivieso, pretendían vender al bebé en 500 mil pesos.

De acuerdo a fuentes de la Fiscalía del Estado, informaron de manera extraoficial que fueron detenidas tres mujeres y un menor de edad.

Según la información difundida, pese al hermetismo, las detenidas y el menor se encuentran en Ciudad Judicial y fueron ingresadas a los separos.

Refieren las fuentes qué hay contradicciones entre las mujeres acusadas del robo, ya que una de ellas confirmó que ya tenían comprador para vender al recién nacido por 500 mil pesos.

Sin embargo, una más de las detenidas dijo que pedirían rescate a los padres; en tanto otra no ha podido declarar fingiendo demencia.

Las mujeres presuntamente fueron trabajadoras de conocido antro de vicio y una de ellas ya cuenta con antecedentes penales por robo de infante en esta ciudad.

De acuerdo a la fiscalía fue fundamental la llamada anónima del taxista al número de emergencias y la rápida acción de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *