Investigan omisión gubernamental

Foto: imparcialoaxaca.mx

*Oaxaca cuenta desde 2012 con 6 mil radios de alertamiento, sin embargo, el 60 % nunca fue distribuido y se quedó guardado en bodegas

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 14 de Septiembre, 2017 (Fuente: Agencias).- El Gobierno de Oaxaca investiga si más de tres mil radios de alertamiento sísmico están guardados en unas bodegas desde hace más de cinco años, en lugar de haber sido repartidos a la población.

“Esta información para mí es nueva, estamos abriendo una investigación a fondo, en cuanto haya información específica con mucho gusto se las comparto”, afirmó el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa.

Oaxaca cuenta desde 2012 con 6 mil radios de alertamiento, sin embargo, el 60 por ciento nunca fue distribuido y se quedó guardado en bodegas, denunció la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO).

Se precisó que en la entrega-recepción, quienes estuvieron al frente del organismo nunca reportaron la entrega del equipo, por lo que se integró una indagatoria por parte de la Contraloría estatal para identificar los motivos del por qué se ocultó la presencia del equipo y no cumplió con entregarlo a sus beneficiarios, principalmente a las autoridades municipales de la región del Istmo de Oaxaca, que sufrieron el sismo de magnitud 8.2 grados Richter y que, presuntamente, de haber tenido en funcionamiento esos radios de alertamiento sísmico, se menciona que la tragedia no hubiera sido tanta.

 

INVESTIGACIÓN

 

El gobernador Alejandro Murat dijo que heredó de la administración de Gabino Cué una deuda en el tema de la alerta sísmica de 22 millones de pesos con la empresa “Castores”, que se ha buscado cubrir para que el sistema opere en óptimas condiciones.

Aseguró que el pasivo no cubierto por Cué, dejó inactivo el sistema y sus 13 repetidoras y 36 antenas.

El Coordinador de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Amando Bohórquez Reyes, confirmó que el gobernador Alejandro Murat entabló una negociación con los responsables de la empresa para cubrir la operación del sistema este año, cubriendo un pago de 7 millones de pesos para reactivar nuevamente el sistema, que opera a medias, porque hay dos antenas que no funcionan y se está buscando que se cambien el dispositivo para que vuelvan a operar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *