Raúl Cruz y Leticia Cruz, puro atole con el dedo a ciudadanos

*Sin priorización de obras, ni rendición de cuentas, ni transparencia en el manejo de los recursos municipales

 

Jorge MONTES DE OCA

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 23 de Agosto, 2017.- ¿Hasta cuándo nos seguirán dando atole con el dedo? Esta es una pregunta que a menudo nos hacemos quienes vivimos y sufrimos lo que a diario acontece en nuestro amado Santa Lucía del Camino.

¿Y cómo mejorar si salimos de Guatemala para entrar a Guatepeor? Resulta que ahora se gobierna con selfies, desde las redes, publicando verdaderas sandeces, tal y como lo hacen nuestro flamante presidente municipal y su distinguida esposa.

Es verdad que esta pareja explosiva hace muy buena mancuerna, si para montar shows son buenos, pero de gobernanza nada.

Quienes vivimos en Santa Lucía estamos cansados de que se nos continúe viendo la cara gobierno tras gobierno y sigan saqueando las arcas, y endrogando más a nuestro pobre municipio.

Cómo estar mejor si encontramos casos como el de la hermana del actual Delegado de SEDESOL, Alejandro Avilés Álvarez, quien cobra holgadamente en el Ayuntamiento de Santa Lucía con un sobre del color de los regidores; es decir, Norma Avilés Álvarez, percibe 20 mil pesos quincenales como bono más 5 mil en nómina. Este es un acto sin vergüenza del edil municipal al tener en su nómina a una déspota como Norma, como pago de cuota por ser llevado a la presidencia por Alejandro Avilés, quien figura como su padrino político.

Y así, si nos ponemos a revisar área por área encontraremos un sinfín de irregularidades; por ejemplo, la Síndico Procuradora, quien es comadre de Raúl Cruz, atiende junto con su botella de mezcal y además se emborracha con todo aquel que la visita en su privado.

O lo sucedido con Perla Cervantes Delgado (hija de la ex candidata a diputada Cristina Delgado), quien abortó un hijo de la Barbie (Raúl Cruz), obligada y presionada bajo las condiciones del munícipe.

Con razón no nos extrañan las mentadas de madre que se dan en todos lados Raúl Cruz y Lety Cruz, si también se anda comiendo a su regidora de deportes, Elvia Tejada. Hay quien afirma que salió más decente la mamá que la hija.

El regidor Luis Rey, nada más se la pasa organizando reuniones para su beneficio político y dejando que la gente se joda.

El cristiano bohemio, el regidor cristiano, Samuel Rojas, ya ni se asoma al municipio puesto que todo asunto relacionado a su ayuntamiento quiere tratarlo de cantina en cantina.

Juan Díaz “El Pera”, lo recuerda usted, aquel que al caminar se pisaba los pantalones con el tacón de sus zapatos, desdeñado y simplón, ahora deja ver la mano gubernamental sobre su bolsillo, ya que se le ve constantemente estrenando autos.

Qué podemos esperar de nuestro flamante regidor de seguridad pública, quien se dedica a comer actos de corrupción con sus alcoholímetros y campañas de prevención en automovilistas y motociclistas. Mucho aún, que solapa arbitrariedades y abusos de autoridad como lo sucedido en el caso de Ceferino Soriano Morales, plagado de irregularidades.

En resumen, es puro jarabe de pico el que quiere darnos Raúl Cruz y su esposa Lety, no hemos visto hasta la fecha ninguna priorización de obra, no hay entrega de la cuenta pública mucho menos transparencia en el manejo de los recursos municipales.

Esta es la Nueva Actitud de gobernarnos, robando con guante blanco y dándonos atole con el dedo. ¿Hasta cuándo, hasta cuándo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *