Oaxaca está unida

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 10 de Julio, 2017 (Fuente: Agencias).- Este domingo se celebró un gran tequio comunitario –el primero en la historia de Oaxaca– para pintar la ciudad de Oaxaca, retirar y despintar el graffiti de las fachadas de casas e inmuebles históricos, causado en los últimos años por las bandas callejeras y el vandalismo generado por activistas de organizaciones sociales y profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en el marco de los festejos de julio, mes de la Guelaguetza.

Además, se realizó la limpieza de las calles, se levantó la basura y se mejoraron las vialidades, además, que se agregarán adornos alusivos a las fiestas de Oaxaca, la Guelaguetza.

El gobernador Alejandro Murat y los integrantes de su equipo de gobierno, junto con diversos grupos empresariales, organismos de la sociedad civil, además del gobierno capitalino y funcionarios de dependencias federales, participaron en el tequio comunitario, donde intervinieron más de 10 mil personas.

El secretario de las Infraestructuras y Desarrollo Sustentable (SINFRA), Fabián Herrera Villagómez, informó que fueron distribuidas 10 mil escobas, 5 mil recogedores, 4 mil palas, 20 mil brochas para esta labor.

Detalló que cada dependencia estatal adquirió entre 600 y 700 litros de pintura y hay un padrón de al menos 65 instituciones estatales y organismos descentralizados.

Las brigadas fueron distribuidas en las 32 manzanas que conforman el primer cuadro de la ciudad.

 

DEMOSTRACIÓN DE UNIDAD

 

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, afirmó que, con el gran tequio realizado, se demuestra que Oaxaca está unida para construir un mejor estado.

Porque, afirmó, todos los participantes por encima de ideologías o credos salieron a las calles de forma conjunta en equipo para limpiar y embellecer su ciudad.

“Hoy Oaxaca está dando un mensaje a México y a todo el país que las cosas se construyen todos los días, cada minuto, en unidad y con trabajo”.

Murat aseguró que con esta demostración de trabajo en equipo, Oaxaca le está mandado un mensaje a México, de que el país que queremos lo construimos los ciudadanos “y que los gobiernos debemos de caminar de lado de los ciudadanos, que los gobiernos deben saber escuchar para darle solución a los problemas que cada vez son más complejos, pero juntos somos más fuertes e invencibles, que si levantamos la voz y caminos hacia los objetivos que queremos, vamos a tener el país que merecemos y seremos historia, porque haremos de Oaxaca más grande de lo que ya es, hoy es un pequeño paso, este tequio es nuestra ofrenda para poder seguir trabajando en unidad a favor de Oaxaca”.

Murat dijo que, es tiempo que sus ciudadanos hagan algo por su ciudad y los instó a participar en el gran tequio popular, para limpiar y mejorar la imagen de la capital para celebrar la fiesta de la Guelaguetza, que consideró como la gran fiesta cultural, no sólo de México, sino de Latinoamérica.

“Oaxaca va dar su ofrende a México y al mundo con su arte y su cultura, ya lo dice este vocablo zapoteca Guelaguetza, que significa ofrenda y, ante ello, debe haber tiempos de solidaridad, de unidad, de trabajo compartido y por ello en unidad todos los oaxaqueños van unir su trabajo para que Oaxaca pueda recibir con manteles largos a sus visitantes”.

Detalló que el tequio en Oaxaca de forma ancestral es un mensaje y acción de solidaridad de ejercer un trabajo de bien común a lado de tu vecino y hermano.

“Es un mensaje de paz de que Oaxaca está lista para recibir a sus visitantes y el fin de la página negra de ese Oaxaca de caos que volverá jamás”.

 

SE CUIDARÁ QUE NO SE VUELVAN A

PINTAR LAS FACHADAS; HABRÁ CASTIGOS

 

En tanto, el presidente municipal de la capital de Oaxaca, José Antonio Hernández Fraguas, catalogó de histórico el tequio que se realizó con todo el pueblo para limpiar las calles y pintar las fachadas, retirar el graffiti y las pintas que hay en diversos inmuebles.

Dijo que para cuidar que no se vuelvan a pintar las fachadas de nueva cuenta, se hará valer un esquema ciudadano que adopte una fachada para que sean los ciudadanos los vigilantes de que no se vuelvan a pintarrajear los espacios.

Mientras que, para el grafitero, dijo que se contemplan sanciones como multas con trabajo comunitario para que despinten la fachada que dañaron y también se sumen al retiro de chicles con espátula que hay pegados en el piso de las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *