Refinería de Salina Cruz da otro susto

Oaxaca, Oaxaca, Viernes 30 de Junio, 2017 (Fuente: Agencias).- En la subestación eléctrica número dos de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, en Salina Cruz, Oaxaca, se registró un corto en un tablero eléctrico, al parecer por la falla de un interruptor.

Un trabajador que estaba cerca del lugar fue atendido por los cuerpos de socorro al sufrir una crisis nerviosa, ya que estaba cerca del tablero donde se reportó el desperfecto.

El incidente, informaron trabajadores de Petróleos Mexicanos (PEMEX), ocurrió al fallar un interruptor de un compresor al que habían hecho un «arreglo hechizo», por la supuesta falta de material.

Apenas hace dos semanas se registró una explosión en la casa de bombas, derivado de la contingencia de la tormenta ‘Calvin’ que dejó un muerto y ocho hospitalizados.

Especialistas y peritos de la Agencia Nacional de Seguridad y Protección Ambiental en el sector de Hidrocarburos (ASEA) realizan investigaciones para identificar las causas del accidente.

En su oportunidad, el portavoz en la refinería y en la Cooperativa de PEMEX en Oaxaca, Azua Juárez, confirmó que el incidente fue derivado de un corto circuito por una falla eléctrica y no causó mayores daños.

Puntualizó que continúan los trabajos de reparación de las instalaciones sin contratiempo alguno, en espera de que el 30 de julio pueda volver a reanudar sus operaciones la planta.

Mientras tanto, en la zona se ha reportado una contingencia ambiental por la caída de lluvia ácida, escurrimientos de aceite en una laguna, que provocó la irritación de los lugareños al ser evacuados, pero hoy ya retornaron a sus domicilios. También se reportó la muerte de peces.

Se espera que antes del 2 de julio, como lo prometió el Director General de PEMEX, José Antonio González Anaya, se ponga en marcha el plan para modernizar las instalaciones de la refinería.

 

ATIENDEN RECLAMOS

 

Por otra parte, representantes de la Gerencia de Desarrollo Social de PEMEX, instalaron una mesa de trabajo con la Comisaría Ejidal de la comunidad del Boca del Río, a fin de encausar sus demandas a raíz del accidente suscitado en la refinería.

En un comunicado, se estableció que, en la reunión, funcionarios de PEMEX acordaron limpiar completamente la laguna donde se reportó un escurrimiento de aceite, así como fortalecer las relaciones con las comunidades vecinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *