Al “Bronco” le tocó invitar los raspados

*Crónica del recorrido por el zócalo de los gobernadores de Oaxaca y Nuevo León

Oaxaca, Oaxaca, Domingo 30 de Abril, 2017 (Fuente: Agencias).- El gobernador de Nuevo, León Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, y su homólogo de Oaxaca, Alejandro Murat, se unieron para firmar el primer tratado de libre comercio interno, para fortalecer sus economías regionales y generar un intercambio comercial que detone el desarrollo de la nación.

Para afianzar su nueva relación comercial, ambos departieron un raspado en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

El norteño Rodríguez Calderón asemejó su relación con el sureño Murat, como aquella que consolidaron en la época de la Reforma, Benito Juárez de Oaxaca y Mariano Escobedo de Nuevo León.

“Yo soy un hombre preparado que ha leído y conozco la historia y de las grandes gestas de nuestra independencia y la época de Reforma reconozco el legado de Juárez, un hombre universal que marco al país y al mundo por su pensamiento y su ideología.

Juárez no tuvo nada, ni ambiciono nada, aprendió a ser un buen mexicano, un estadista, un reformador y constructor de la república, sabiendo enfrentar con gallardía las amenazas del exterior, siempre teniendo a su lado a un equipo de trabajo leal, como fue en ese tiempo Mariano Escobedo, que una a Oaxaca y a Nuevo León.

Yo soy de Escobedo y vengo a Oaxaca teniendo como aliado a Murat, para repetir la hazaña alcanzada por nuestros grandes héroes”.

Según “El Bronco”, Escobedo y Juárez defendieron a la nación de la invasión francesa que arribo al Puerto de Veracruz.

Al arribar a la sede del palacio de gobierno y encontrar la efigie y retrato de Juárez en la mayor parte del simbolismo de estado del inmueble, Jaime Rodríguez se mostró intimidado, declarándose un hombre seguir del legado juarista.

 

YO PAGO

 

En su recorrido por el zócalo de la Ciudad de Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat lo invitó a saludar al pueblo oaxaqueño, degustando de un raspado de tamarindo con chile característico.

El gobernador Nuevo León afirmó que a la gente del norte le gusta pagar e invitar.

Esta vez a Rodríguez Calderón le tocó pagar los raspados.

Sin embargo, dejó como prenda a la vendedora de raspados una tarjeta personal con su firma, advirtiendo que al cambiarle en el lugar donde le regresaría en Nuevo León le pagarían 60 pesos por el costo de los rapados invitados…

Después, “El Bronco” ocupó su estancia en Oaxaca para lustrarse el calzado, comprar artesanías y conocer lugares históricos de interés, como lo es el ex Convento Dominico de Santo Domingo de Guzmán y el jardín Etnobotanico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *