El narco hizo de las suyas con Quiechapa

Foto: milenio.com

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 27 de Abril, 2017 (Fuente: Agencias).- Tras la agresión armada de pobladores de Santiago Lachivía a sus vecinos de San Pedro Mártir Quiechapa, que dejó 5 personas muertas y cerca 10 heridos, el presidente municipal de municipio agraviado, Luis Juárez Pérez, dijo que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), ha corroborado que pobladores de Lachivía se dedican a la siembra de amapola y marihuana.

Por lo pronto, confirmó que tienen a tres agresores de Lachivía plenamente identificados, entre ellos, el comisariado, Mario Ramos Ávila, así como el secretario de bienes comunales.

“Esa información la puede corroborar la Sedena, ellos han entrado, combatiendo y tienen la suficiente información para brindarla, cuántos plantíos han destruido, los enfrentamientos que el mismo ejercito tuvo con esos ciudadanos y ellos pueden dar fe de lo que se ha mencionado de que son productores de enervantes”, reveló.

Indicó que por proteger la siembra de enervantes y estar en ese negocio por ello, usan armas de grueso calibre “porque un campesino lo más puede tener un rifle calibre 22 o retrocarga”, sin embargo, las armas que fueron utilizadas en la agresión fueron de alto poder, entre ellas, AK-47, mejor conocidas como “Cuernos de Chivo” y R-15, de uso exclusivo del ejército y la delincuencia organizada.

No obstante, evitó señalar a personas en particular.

Reiteró que la emboscada del pasado sábado, no necesariamente tiene que ver con un el conflicto agrario.

“Ahí se siembra la amapola y mariguana, en consecuencia, hay tráfico de armas y enervantes, por ello los habitantes de Santiago Lachivía mantienen una conducta violenta, quieren proteger sus cultivos”.

Ante ello, volvió a pedir la presencia de la Sedena y los cuerpos de seguridad del gobierno del estado, así como de la Procuraduría General de la República (PGR).

Juárez Pérez, aseguró que, en el caso del conflicto agrario, tiene las actas de apeo y deslinde, resolución presidencial y todos los documentos que los avala como dueños y poseedores del territorio denominado “Ojo de Agua”.

Recordó que Lachivía anteriormente era una comunidad de Quiechapa, pero con los años se separó y se volvió municipio autónomo.

Tras la agresión armada y el tinte de narcotráfico, el munícipe, insistió que es necesaria la presencia de más fuerzas de seguridad, no solo en la comunidad, sino en toda la zona porque “estos delincuentes se van seguir moviendo en la zona y van seguir haciendo de las suyas si es que no se vigila toda la zona donde tienen influencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *