Oaxaca: 272 familias viven en la miseria

*En el estado hay identificados 2.6 millones de pobres, de los cuales 1.3 millones habitantes radican en una condición de pobreza extrema: SEDESOH

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 22 de Marzo, 2017 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca, el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, afirmó  que se ha corregido el rumbo de la política social y anunció la operación de una estratégica institucional para revertir las condiciones de desigualdad social en un plazo gradual de 3 años de 272 mil familias en estatus de pobreza extrema que implicará que en este año se ejerzan 15 mil millones de pesos.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de Oaxaca (SEDESOH), Raúl Bolaños Cacho Cué, aceptó que durante el régimen del ex gobernador Gabino Cué, hubo opacidad, falta de transparencia y de mala coordinación institucional con la Federación en las acciones para revertir las condiciones de desigualdad de los oaxaqueños, precisando que el manejo irresponsables del gasto público causó que se cometieran subejercicios y se cometieran omisiones que hoy revisa y está pendiente de sancionar la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Contraloría Estatal, donde se tendrán que llamar a cuentas a quienes cometieron abusos y excesos.

Por lo pronto, en este año se han dispuesto de una bolsa de 16.5 mil millones de pesos, 11.5 mil millones de pesos que aplicará la SEDESOL y 5.6 mil millones de pesos que ejercerá el Gobierno Estatal con recursos propios.

Detalló que en la estrategia de inclusión social han detectado un segmento de 272 mil familias de oaxaqueños en estatus de pobreza extrema o en miseria, a los que se ha dispuesto atenderlos para sacarlos de esta condición y ofrecerles una vida más digna.

“El plan de trabajo contempla pasar a este número de oaxaqueños en pobreza extrema al rubro de pobreza moderada”.

Afirmó que hasta ahora Oaxaca ocupa el segundo lugar en niveles de pobreza y de lo que se trata es que la entidad deje de estar ubicada en los peores niveles del desarrollo.

Bolaños Cacho afirmó que para poder revertir el grado de pobreza que tiene el estado de Oaxaca se debe partir de un diagnostico serio, que defina un plan de acción de ruta que permita enfrentar las causas que originan la desigualdad social entre los oaxaqueños. No mediante acciones aisladas o improvisada, sino con una política de alta precisión que atiende el problema de raíz.

Estimó que en Oaxaca hay identificados 2.6 millones de pobres, de los cuales 1.3 millones habitantes radican en una condición de pobreza extrema y 272 mil familias en la miseria.

Bolaños Cacho Cué aseguró que en el pasado se aplicaron antídotos y paliativos que sólo generaron en el tiempo que creciera la brecha de la desigualdad social entre los oaxaqueños.

Antes había pobres en zonas determinadas, ahora los tenemos en todas partes y hasta en las zonas donde no se advertía su presencia.

Porque hay desde las familias que carecen de infraestructura básica, como agua, drenaje y luz, hasta los que tienen sus viviendas en condiciones de alta desigualdad con pisos de tierra, aunado a que son analfabetas. Y los que no tienen empleo, ingresos para acceder a una alimentación digna o los que ahora carecen de seguridad social, no tienen acceso a una vivienda y las prestaciones médicas de ley.

Aseguró que se ha identificado que son las mujeres indígenas las de mayor rezago social.

En cuanto al gasto que se tendrá que destinar para poner en marcha la política anti pobreza, adelantó que el presupuesto será transversal, y estará sustentando en una gran bolsa de recursos, donde habrá financiamiento del gobierno estatal, federal y municipal.

Raúl Bolaños Cacho adelantó que los programas que en el pasado fueron un éxito, se seguirán aplicando, con mejoras, tal es el caso del programa de becas para adultos mayores, madres solteras, estudiantes y por supuesto que el subsidio de útiles escolares y uniformes

 

SUBEJERCICIO EN RECURSOS ANTIPOBREZA

 

El Gobierno de Oaxaca, durante el régimen del ex gobernador Gabino Cué, no ejerció 3 mil 8 millones 529 mil 900 pesos de 6 programas federales en el 2015, entre los que se encuentran aquellos destinados a la realización de obras para el combate a la pobreza como el Fondo Regional (Fonregión).

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que dentro de estos recursos hubo pagos improcedentes por cerca de ocho millones de pesos y más de 180 millones de pesos no fueron reintegrados a la Tesorería de la Federación.

En el 2015, el Gobierno del Estado recibió un total de 4 mil 191 millones 529 mil 900 pesos que corresponden a los programas de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (APAZU); de Tratamiento de Aguas Residuales (Protar); de Desarrollo Regional Turístico Sustentable (Proderetus), y Regionales; y a los fondos: Metropolitano (Fonmetro); Regional (Fonregión) y Contingencias Económicas.

Los cuales fueron transferidos para la ejecución de 318 contratos y 632 proyectos de infraestructura, así como para apoyar el fortalecimiento financiero de esa entidad federativa e impulsar la inversión en sus municipios; recursos cuya gestión financiera se revisó en su totalidad.

La ASF explicó que con el propósito de comprobar que la contratación, ejecución y pago de los trabajos contratados se ajustó a la normativa, se realizaron pruebas de cumplimiento a 18 contratos de obras públicas por un monto asignado de mil 169 millones 908 mil 900 pesos.

Estos, representan el 27.9 por ciento de los más de 4 mil millones de pesos que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ministraron al Gobierno del Estado de Oaxaca para proyectos de infraestructura a su cargo.

Los recursos asignados al Gobierno estatal para infraestructura con cargo en los programas APAZU, Protar, Proderetus, Regionales, así como en los fondos Fonregión, Fonmetro y de Contingencias Económicas, se ministraron en primera instancia a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del estado, dependencia que los radicó a los fideicomisos, dependencias estatales y municipios correspondientes; y en el caso de los programas APAZU y Protar, se ministraron a la Comisión Estatal del Agua.

Del total de los recursos, 2 mil 277 millones 688 mil 900 pesos no se vincularon a compromisos y obligaciones formales de pago al 31 de diciembre de 2015; es decir, no se contrató ninguna obra.

Además, no se ejercieron 539 millones 926 mil 400 pesos; no se reintegraron a la Tesorería de la Federación 183 millones 147 mil 500 pesos y hubo pagos improcedentes por 7 millones 767 mil 100 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *