Cué se protegió y también a URO

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 13 de Marzo, 2017 (Fuente: Agencias).- La Contraloría de Oaxaca detectó que durante el régimen del ex gobernador Gabino Cué, de la totalidad de procedimientos integrados para sancionar los delitos de peculado cometidos por funcionarios del régimen de Ulises Ruiz, un 70 % fueron desechados por los tribules porque fueron mal integrados.

El actual Contralor estatal, José Ángel Díaz Navarro, afirmó que de 359 expedientes de investigación integrados hasta el momento contra Cué y varios de sus colaboradores, se buscará que los procesos de sanción tengan soporte jurídico sólido para que no sean desechados por las autoridades jurisdiccionales como ocurrió en el pasado.

 

OMISIONES E IMPUNIDAD

 

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo y la Secretaría de la Contraloría, desecharon al menos 500 expedientes iniciados en contra de funcionarios de la administración de Gabino Cué y de Ulises Ruiz, “por falta de procedimientos o porque fueron elaborados con deficiencias”.

Un análisis realizado por la actual Secretaría de la Contraloría estatal, revela que de al menos 700 expedientes iniciados durante la administración de Gabino Cué y Ulises Ruiz, más del 70 por ciento fueron anulados debido a inconsistencias legales a la hora de integrar los expedientes, lo que propone la tesis de que todo el procedimiento se armó para evitar que funcionarios de la administración anterior pisaran la cárcel o cuando menos que se les iniciaran expedientes administrativos.

El titular de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, José Ángel Díaz Navarro, establece que más del 70 por ciento de lo que se sancionaba se caía jurídicamente hablando, “lo que da a entender de que los procedimientos se hicieron débiles, sin el sustento adecuado para que en otras instancias como en el Tribunal Contencioso Administrativo, no prosperaran y como no se puede juzgar dos veces un asunto, entonces prácticamente se protegieron a los indiciados”.

Díaz Navarro indica que las indagatorias ya están en camino y que la actuación no sólo de la oficina estatal, sino de la Auditoría Superior de la Federación y de la Secretaría de la Función Pública, “alcanzará a quienes sean responsables, y si dentro de su responsabilidad actuaron mal, tendrán que rendir cuentas, pero siempre serán llamados para que ellos puedan descargar a su favor lo que consideren necesario, esto no es una cacería de brujas”.

Refiere que específicamente en el Tribunal de lo Contencioso, muchos de los expedientes que buscaban sancionar a algún funcionario en específico, “se caían” por vicios en los procedimientos con los que se integraban con toda la intención de proteger a las personas contra las que se iniciaron los procedimientos, que también los iniciaron en su administración”.

Explica que la oficina a su cargo tiene investigaciones en curso, pero que esta vez serán cuidadosos para no sancionar y que al llegar a otra instancia simplemente sean desechados, “creemos que vamos a revisar, incluso, la forma en la que se integran los expedientes para que no caigan en los recursos que impugnación y por lo pronto, estamos confiando en que dentro de cinco meses tendremos los resultados de las auditorías que se están realizando”.

Dijo que hay 359 procedimientos en curso, tanto administrativos, penales o para resarcir los daños causados al erario, y en todos ellos serán llamados los titulares de las dependencias para que comiencen a desahogar a su favor las acusaciones.

Antes de dejar el cargo, Gabino Cué designó al frente del Tribunal de lo Contencioso Administrativo a Enrique Pacheco Martínez, quien fue su ex Jefe de la Oficina de Gobierno sin cumplir con el perfil, y teniendo la consigan de proteger al ex mandatario estatal para que no se le finquen responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *