SEFIN y Contralor deben informar de quiebra: Romero

Foto: cdn.pagina24.com.mx

*Los secretarios de Finanzas y de la Contraloría deben comparecer con una explicación integral y puntual del estado que guardan las finanzas estatales y las investigaciones y auditorías a la administración del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo

Oaxaca, Oaxaca, Martes 31 de Enero, 2017 (Fuente: Agencia JM).- El diputado José de Jesús Romero López, coordinador de la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo en la LXIII Legislatura de Oaxaca, propone un Punto de Acuerdo para que los titulares de las secretarías de Finanzas y de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, brinden una explicación integral y puntual del estado que guardan las finanzas estatales y las investigaciones y auditorías a la administración del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo.

La propuesta se deriva a partir de las diversas declaraciones públicas, en el sentido de que hay fuertes problemas financieros a nivel estatal.

El legislador del PT recordó que el 30 de noviembre, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa reconoció que encontraba una entidad colapsada en su economía y con importantes problemas políticos.

En contraste, el ex titular de la Secretaría de Finanzas durante el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, Enrique Arnaud Viñas, no dudaba en sostener que no dejaría un desastre financiero a la administración de Alejandro Murat.

“Es totalmente falso los señalamientos que advierten un grupo de legisladores que se dejará al nuevo gobierno un desastre financiero. Creo que son malas las comparaciones, pero Oaxaca de Gabino Cué no es Veracruz de Duarte, ni Nuevo León de Medina, donde sí se dejaron hoyos financieros por problemas de corrupción y malos manejos financieros”, mencionó el ahora ex funcionario.

Afirmó en su momento que las finanzas oaxaqueñas son sanas porque han tenido un manejo adecuado y responsable del gasto público. Incluso indicó que la deuda pública que se dejará no supera los 14 mil millones de pesos, monto que derivó de un crédito que tuvo que adquirirse ante Banobras para cubrir la reconstrucción de la infraestructura social y productiva que generaron los desastres naturales.

Rechazó que la deuda que se dejaría sea excesiva, pues dijo es manejable y es de las menos onerosas en el país. Aceptó que al cierre del sexenio se reportó un problema de liquidez porque hubo un desajuste en los ingresos que recibió el estado de parte de la federación, los cuales fueron muy disparejos. A la par que no se tiene un presupuesto que coincida los ingresos con los egresos y en un cierre de administración es normal.

No obstante, a lo anterior, el 21 de enero de 2017, el Gobernador Alejandro Murat volvió al tema a los problemas presupuestales de la administración estatal. En esa ocasión, el Mandatario estatal aceptó que el ex gobernador Gabino Cué quebró las finanzas públicas y dejó en Buró de Crédito a la administración estatal.

Dijo que se pidió un crédito al Banco Mundial (BM) para iniciar obras hidráulicas en comunidades marginadas, pero esta línea financiera de corto plazo fue negada porque Cué dejó de pagar sus pasivos un año antes de irse y dejó en quiebra la hacienda estatal, generando que la Banca enviara a la lista de Buro de Crédito al gobierno estatal.

“En Oaxaca no hay dinero porque está en quiebra, porque quienes la gobernaron en el pasado la llevaron al buró de crédito. Nosotros haces dos semanas íbamos a sacar un crédito del Banco Mundial, para apoyar problemas de agua que hay en todo Oaxaca y entonces cuando lo pedimos nos dijeron que no se podía porque la Hacienda pública estatal está como cliente en buró de crédito.”

En esa misma lógica –abunda Jesús Romero– es de la mayor trascendencia que se conozca con detalle y certeza los procesos de revisión a través de auditorías que está realizando la administración actual a sus antecesores, ya que al igual que lo relacionado con las finanzas públicas estatales, en realidad toda la información que existe sobre revisiones y auditorías también se ha dado a conocer exclusivamente a través de medios de comunicación.

Tal es el caso de la declaración ofrecida el día 6 de enero del presente año por el titular de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, Jesús Díaz Navarro, en la que afirmó que se han iniciado al menos unas 50 auditorías en contra de la administración del ex gobernador Gabino Cué y varios de sus colaboradores por el desvío de recursos públicos.

Además, la Contraloría estatal confirmó que el ex secretario del gobierno del ex mandatario Gabino Cué, Germán Tenorio Vasconcelos, fue inhabilitado para ejercer cargos públicos hasta por 103 años de servicio dentro del gobierno estatal.

El contralor Jesús Ángel Díaz Navarro, informó que al concluir el proceso de entrega recepción se encontraron irregularidades diversas en el manejo del gasto público que dispuso el gobierno de Cué, por lo que se han iniciado un proceso amplio de auditorías.

Indicó, que al momento son unas 50 dependencias estatales las que están sujetas a revisión, al encontrarse irregularidades diversas en el manejo del erario estatal.

Afirmó que las dependencias donde más anomalías se hallaron son en las secretarías de Salud estatal, de Desarrollo Agropecuario, de las Infraestructuras y Desarrollo Sustentable (Sinfra), el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), y hasta en la Oficina de la Gubernatura.

Ante este panorama, es claro y sostenible por su propio responsable, que las finanzas públicas oaxaqueñas se encuentran en una situación de colapso, y que eso afecta a cientos de empresas y proveedores oaxaqueños que siguen esperando los pagos que dejaron pendientes de efectuar la administración de Gabino Cué Monteagudo, además de los compromisos financieros y de pago que se están generando por la actual administración que encabeza el Gobernador Alejandro Murat.

Lo mismo ocurre con las investigaciones a la administración anterior, lo cual es un tema concomitante a la crisis que se vive actualmente en la entidad ya que se tiene la sospecha de que muchos de los recursos que hoy faltan en Oaxaca terminaron en los haberes personales de varios ex funcionarios.

Esos recursos deben volver para bien de Oaxaca y su destino y forma de desvío deben ser sancionados y perseguidos en términos de las leyes aplicables vigentes y, junto a ello, debe haber información y certeza en el Congreso por ser depositario de la función de control, vigilancia y fiscalización de todos los asuntos que se ventilan en la administración pública. De ahí la relevancia de que el titular de la Secretaría de la Contraloría informe las acciones que está realizando a este respecto, enfatizó el diputado Jesús Romero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *