Secretario de Salud pone su renuncia sobre la mesa

secretario-de-salud-pone-su-renuncia-sobre-la-mesa

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 24 de Octubre, 2016 (Fuente: Agencias).- En Oaxaca por tercera semana consecutiva médicos y enfermeras de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSS), continuarán con el paro de 17 hospitales y 500 clínicas rurales y con la toma de dependencias estatales y federales.

Los inconformes han considerado como insuficientes las respuestas ofrecidas por el gobierno federal y estatal, y anuncian que continuarán con la jornada de protestas.

Los manifestantes exigen la renuncia, tanto del secretario de Salud estatal, Héctor González Hernández, como del Coordinador Financiero de la dependencia, Hugo Espinoza, además de la separación del cargo del director del Seguro Popular, Rogelio Hernández, a quien acusan de malversar más tres mil 500 millones de pesos que estaban destinados al abasto de medicamentos e insumos a clínicas y hospitales.

Además, los acusan de generar una deuda a terceros institucionales de más de 500 millones de pesos, lo que tiene a los empleados en Buró de Crédito.

También reclaman la liberación de 100 millones de pesos que el gobierno de Oaxaca se niega a pagar para cubrir los gastos por la compra de uniformes para enfermeras y batas para médicos.

 

RESPUESTAS PARCIALES

 

En contraparte, el gobierno de Oaxaca logró instalar una mesa de diálogo con los inconformes para encauzar sus exigencias, donde participó el líder de la sección 35 del SNTSS, Mario Félix Pacheco, por parte de los disidentes y representantes del gobierno estatal y federal por la parte oficial, donde se entregó un pliego de respuestas que fue considerado por los paristas como «parcial e insuficiente».

Entre las respuestas oficiales el gobierno se compromete a pagar los uniformes a los 12 mil médicos y enfermeras del gremio, con vales canjeables, lo que implicarían un gasto de más 108 millones de pesos.

Asimismo, se comprometió a saldar la deuda de terceros institucionales para que los estados de cuenta de los trabajadores queden libres de pasivos y salgan de buro de crédito.

Sin embargo, los manifestantes afirmaron que someterán a consulta de sus bases las respuestas ofrecidas en su asamblea estatal el próximo martes, donde se resolverá si se continúan el paro y las protestas.

La parte oficial sólo ofrece pagar la deuda a terceros y entregar en vales a cada trabajador 6 mil pesos, sin embargo, los paristas exigen 9 mil pesos.

Mientras tanto, continuará vigente el plan de lucha, donde no descartan continuar con las acciones radicales como la toma de carreteras, el aeropuerto y gasolineras.

 

NO ESTÁ DESCARTADA ALIANZA CON LA CNTE

 

El líder de la sección 35 del SNTSS, Mario Félix Pacheco, no descartó una alianza con los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes se han acercado para ofrecerles su respaldo.

 

MI RENUNCIA ANTES DE ENTREGAR

 

En tanto, el secretario de Salud estatal, Héctor González Hernández, dijo haber puesto en la mesa su renuncia al gobernador Gabino Cué, y señaló que no cederá a chantajes ni incurrirá en una ilegalidad, entregando dinero en efectivo a los líderes del Sindicato de Salud para calmar sus protestas.

Dijo que las manifestaciones y su radicalidad expresada, responde a que al interior del SNTSS se vive un proceso de elección y el actual líder del gremio, Mario Félix Pacheco busca reelegirse.

Aseguró que los manifestantes buscan agarrar débil a las instituciones, derivado al próximo final del sexenio y cambio de gobernador.

González Hernández aceptó que la coyuntura por tomar como rehén a la ciudadanía y a un sector vulnerable como la salud, pueda generar que se generen caldos de cultivos porque pueden ser escenarios de estallido social ante la amenaza de penetración en los movimientos de grupos subversivos.

 

MARCHA DE MÉDICOS

 

En tanto, un grupo de médicos y enfermeras de la Coordinadora Nacional en Defensa de la Salud, se movilizó con marchas para rechazar la universalización de los servicios de salud.

Los inconformes advierten que se destina menos del 6 por ciento del PIB para atender la salud de los mexicanos, exigiendo que se aplique más del 9 por ciento.

Además, recriminaron la mala condiciones de la infraestructura hospitalaria y el desabasto de medicamente e insumos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *