Secretario de Sedesol salpicado con corrupción de Pérez Magaña

secretario-de-sedesol-salpicado-con-corrupcion-de-perez-magana

Alberto UNDA

Oaxaca, Oaxaca, Lunes 12 de Septiembre, 2016.- Esta historia reinició cuando grupos de vecinos y jefes de familia, preocupados por el riesgo inminente de sufrir inundaciones y pérdida de su patrimonio, se acercaron a la diputada Leslie Jiménez Valencia para solicitar  que  impida al Subsecretario de Sedesol, Eviel Pérez Magaña, consume  otra más de sus corruptelas al pretender apropiarse de los terrenos que ocupa la represa Rompepicos;  acto que por supuesto  enloda al nuevo titular de SEDESOL, Luis Miranda Nava.

La diputada Leslie Jiménez Valencia hizo públicas una serie de irregularidades en las escrituras de la supuesta propiedad de la presa Rompepicos, entre las cuales destaca el hecho de que el presunto dueño reportara como domicilio la dirección en la cual vive el subsecretario federal Eviel Pérez Magaña.

Casi de inmediato, el funcionario federal priista inició, a través de un comunicado anónimo, una campaña de ataque contra la legisladora, acusándola de querer afectar su imagen y llevando la problemática de la presa, al ámbito político.

Quien se  dice dueño del predio, Julio Cesar Espinosa Adame publicó en un periódico de circulación estatal una justificación deslindando a Pérez Magaña de cualquier relación con este tema.

Sin embargo, para el representante popular esto no fue suficiente en su afán aparentemente desesperado porque su nombre se borre  de esta problemática.

La reacción lógica de Pérez Magaña  para encubrir su nueva red de corrupción fue la de encargar su defensa a redactores afines al tuxtepecano, dejando en claro para la opinión pública la ambición de este funcionario que  quiere igualar el robo a la nación al de su jefe el presidente  Enrique Peña Nieto. Por cierto de  Eviel Pérez Magaña no se sabe nada en la iniciativa 3X3 de transparencia.

¿Qué esconde Eviel? ¿Por qué ha preferido atacar a Leslie Jiménez antes de aclarar su relación con el supuesto dueño de la presa Rompe Picos?

Durante mucho tiempo, la enorme extensión de tierra, de la represa Rompe Picos,  fue “prestada” en comodato por la CONAGUA, a jugadores amateurs de béisbol, de la Liga Monte Albán.

Después de un sinfín de gestiones, los deportistas, recibieron el apoyo de Alfredo Harp Helú, quien por años y  años invirtió varios millones de pesos, para construir al menos tres parques para la práctica del béisbol.

Durante toda la temporada de estiaje diariamente y sobre todo los fines de semana y en épocas vacacionales, era posible ver a cientos de chiquillos, adolescentes y jóvenes reunirse a practicar su deporte favorito.

A los torneos venían incluso beisbolistas de Miahuatlán, Ejutla, Etla y diversas colonias para participar en los partidos que en los terrenos de la presa Rompe Picos, se efectuaban.

Harp Helú construyó  gradas, vestidores, Doug outs,  un salón de reuniones, incluso cubría el salario de una persona que diariamente daba mantenimiento a los parques.

Cuando la época de lluvias era muy intensa, los parques ubicados en la represa  por ser cauce y alojamiento natural del río San Felipe y todos los afluentes que se desprenden de las colonias, Lomas del Crestón,  Linda y el Ejido Guadalupe Victoria, se inundaban, incluso hace pocos años, arrollaron a una señora, cuyo cuerpo fue a parar en la zona de los parques.

A veces la fuerza del caudal del agua era tan voluminoso, que en repetidas ocasiones, las instalaciones de los parques y el enmallado que circundaba los parques, quedaban destruidas, e inundadas bajo toneladas de lodo y basura.

Harp Helú, se daba entonces a la tarea de reparar todo, para así recuperar el funcionamiento de los parques.

Durante más de 30 años, esta historia se repitió periódicamente, en ningún momento, quienes ahora se dicen propietarios de la zona federal donde se ubica la represa Rompe Picos, invirtieron un solo peso para algún trabajo de mantenimiento y conservación del lugar.

En lugar de ello, hace más de un año, aprovechando la temporada de lluvias, de pronto, operadores de maquinaria pesada, se dieron  a la tarea de destruir los tres parques, el graderío, los vestidores, el salón de reuniones y los doga outs, se impidió terminantemente la entrada, a cualquier persona y alguien colocó letreros donde se afirma que toda la zona de la represa es: “Propiedad Privada” y se prohíbe estrictamente el paso.

Ahora resulta, denunció valientemente la diputada Leslie Jiménez Valencia, -diputada por el 22 distrito de la zona norte de la capital donde se ubica el predio-  desde  tribuna del Congreso del estado, que una zona propiedad federal, ahora tiene varios dueños, entre ellos:

Alberto Desiré Mendiola Coutier, quien con la complicidad de la notaria 73 María del Carmen Chagoya Méndez se dijo  dueño, y  le vendió a Julio César Espinoza Adame, por 12 mil pesos el enorme predio.

La extensión de la represa Rompepicos, es de 13 mil metros cuadrados, Espinoza Adame, dice que la compró en 2012, en sólo  15 mil pesos, y ahora informa a  quién le quiera comprar el predio,  que el precio del terreno, es de 70 millones de pesos.

Pero resulta que Julio César Espinoza Adame,  es prestanombres de Eviel Pérez Magaña, lo cual quedó demostrado en el hecho de que Espinoza Adame al presentar un amparo ante un juez, para reclamar como suya la zona represa, mostró  su credencial del INE, donde se ve claramente que su domicilio es: calle Circuito Loma Verde número 112, Fraccionamiento Lomas de la Cascada, que es el mismo lugar donde se ubica la residencia del Subsecretario de Sedesol.

Sin embargo, en el registro del Instituto de Catastro del gobierno estatal, aparece que ese domicilio y la casa que ahí se ubica, es en realidad, propiedad de  David Romero Villalobos, quien compró a la señora Josefina Cuetos Díaz, el 14 de junio de 2010, ese inmueble.

Vale la pena preguntar si al presentar en el pasado mes de  abril su declaración patrimonial por inicio de su actividad como delegado de la Secretaría de Economía, David Romero Villalobos, declaro que la residencia de Lomas de La Cascada, es de su propiedad.

Si omitió declarar ese bien, ahí también estaría Romero Villalobos, transgrediendo la ley de la materia.

También se desconoce, si Pérez Magaña, al iniciar su función como Sub secretario de Sedesol, incluyó en su declaración patrimonial, ser propietario de esa residencia ubicada en Circuito Loma Verde, número 112 en el Fraccionamiento Lomas de la Cascada.

Si la declaración de ambos coincide, y coincide también con el domicilio declarado por Julio César Espinoza Adame, entonces ese predio y la residencia tendría tres propietarios, igual como quieren hacer con la represa Rompe Picos.

La denuncia de la diputada Jiménez Valencia,  quien se dio a la tarea de realizar una investigación seria, incluyó entrevistas y conversaciones, con antiguos vecinos y colonos sobre este caso, así como consultas al Registro Público de la Propiedad y libros de los notarios involucrados en este turbio asunto,  el Sub secretario de Desarrollo Social, montó en cólera.

En la  sesión de la semana que termina, la diputada Leslie Jiménez Valencia, logró el apoyo de diputadas y diputados de la LXII Legislatura, quienes aprobaron  punto de acuerdo para reclamar la intervención de la Federación y por medio de la Comisión Nacional del Agua, “esta dependencia realice los trámites necesarios y eficaces, para recuperar para el gobierno federal, la represa Rompe Picos”.

En esa zona, como se ha visto en múltiples ocasiones, no es viable construir viviendas, departamentos o residencias.

Si alguna autoridad otorga a quien ahora se dice propietario de un bien federal, permiso para construir edificios de departamentos o algunas residencias, estará colocando a los futuros habitantes de esa zona, en grave riesgo de perder no sólo el patrimonio que ahí edifiquen, sino incluso la vida.

Es de esperar que las autoridades federales actúen conforme a la ley, apliquen el derecho, antes de que ese lugar sea un peligro latente para cientos de familias, que con edificaciones ahí, provocará que el caudal del río San Felipe, en épocas de fuertes lluvias, inunde sus propiedades y les haga perder su patrimonio, como ya ha ocurrido en diversas ocasiones.

En la zona la cosa ha llegado al extremo que otros vivales aprovechan la situación irregular que se vive en la represa, que unos vecinos cuyos domicilios se ubican sobre la calle Venecia a menos de 100 metros de la Rompe Picos, colocaron a la entrada de una privada,  una enorme puerta metálica, para impedir que peatones o automovilistas, circulen por esa calle, con lo cual de hecho y sin permiso para ello, la privatizaron.

Otro abuso está a punto también de consumarse: a una amplia porción de un terreno ubicado sobre la privada de Rocío, en  la colonia Lomas del Crestón y a escasos 200 metros de la zona de la represa Rompe Picos,  de pronto, le apareció dueño.

Los propietarios del Instituto “Antonio García de León”, ubicado en dicha privada de Rocío, colocaron en el predio  que por años y años, había  sido utilizado como paso de servidumbre, alambres de púas e improvisadas puertas metálicas, pues aseguran que el terreno, es de su propiedad.

Los vecinos piden que alguien haga algo para impedir que se consume otro atraco en la zona de la represa Rompe Picos.

Se nota también que funcionarios de CONAGUA están bien metido en el  despojo que hará Pérez Magaña a un bien federal.

Y también habrá que ver  cómo Miranda Nava, quien  es señalado corrupción por su compadrazgo con Peña Nieto, al menos disimula decencia y  destituye a Pérez Magaña, o éste hábilmente, lo invita al banquete de saquear el erario público como lo está haciendo en SEDESOL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *