Dio a luz en la puerta de clínica

Dio a luz en la puerta de clínica

*Piden investigar causas de alumbramiento sin atención hospitalaria en Chazumba

*Con bebé adherido al cordón umbilical, fue trasladada en batea de patrulla

*Pide organismo defensor medidas cautelares para agraviada y su hijo

Oaxaca, Oaxaca, Miércoles 06 de Abril, 2016 (Fuente: Comunicado).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca expidió una medida cautelar al encargado de despacho de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) para que garantice condiciones de protección y atención a una mujer que dio a luz a las puertas de la clínica municipal de Santiago Chazumba por falta de atención médica oportuna.

Asimismo, el organismo defensor solicitó a la autoridad de salud estatal informe sobre el conocimiento que tenga del suceso en el que presuntamente se negó atención hospitalaria a una mujer embarazada, quien tuvo que dar a luz en la calle y que, en vez de ser trasladada en ambulancia para recibir atención de un médico particular, fue llevada en la batea de una patrulla municipal de Santiago Chazumba.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió medidas cautelares a los Servicios de Salud de Oaxaca para que garantice el derecho a la salud de la ciudadana R. R. L. y su hijo, el cual nació en la calle debido a que no fue atendida en la clínica ubicada en Santiago Chazumba.

El organismo defensor inició de oficio el expediente de queja DDHPO/ RM/20/(07)/OAX/2016 cuando tuvo conocimiento por medios de comunicación que R. R. L. dio a luz afuera de la clínica de Santiago Chazumba porque no había servicio; por ello, personal de su oficina regional se trasladó para entrevistarse con la agraviada.

Ante el personal de la Defensoría Regional de Huajuapan de León, la agraviada narró que los nueve meses de sus embarazo trascurrieron sin complicaciones y se encontraba en espera de dar a luz, pero aproximadamente a las 21:00 horas del 2 abril comenzó a sentir malestares, por lo que le avisó a su pareja, a su suegra y a su mamá para que tomaran sus cosas y dirigirse a la clínica a que la checaran.

Debido a que tardaron en encontrar transporte público para ir a la clínica, llegaron hasta las 21:30 horas, pero encontraron cerrada la clínica, por lo que empezaron a tocar la puerta para que el médico los atendiera, pero aunque insistieron, nadie les abrió.

La agraviada narró que como diez minutos después de esto empezó su procesos de parto por lo que únicamente la asistieron, en ese momento, sus familiares, y fue su pareja quien, con un chal y un suéter, recibió al niño, mientras su mamá corrió a la comandancia municipal para pedir ayuda. La autoridad envió a dos policías con una patrulla a buscar a un médico que asistiera a R. R. L. y su bebé.

La quejosa agregó que 15 minutos después los policías regresaron con una doctora, quien dijo que no podía atenderla ahí, por lo que pidió que la trasladaran a su consultorio para poder realizar el corte del cordón umbilical y revisar a la agraviada a fin de descartar una hemorragia, así como verificar el estado de salud del recién nacido.

Finalmente, la reclamante narró a la Defensoría que al día siguiente, 3 de abril, fue trasladada a la clínica de Santiago Chazumba, donde fue internada para que la valorase el médico de guardia y, al no presentar complicaciones, fue dada de alta a las 21:00 horas de esa noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *