Su vida por un triste celular

Su vida por un triste celular 1

*A jovencito de 18 años estudiante de un CBTA lo asesinan de una cuchillada en el cuello, por la mañana, antes de entrar a clases

Oaxaca, Oaxaca, Jueves 18 de Febrero, 2016 (Fuente: noticiasnet.mx).- La mañana del miércoles, Salvador Adán Cervantes Hernández se levantó, preparó sus libros y útiles para dirigirse al Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) número 203, ubicado en el paraje San Isidro, en San Lorenzo Cacaotepec.

A las 06.45 horas se despidió de sus padres y salió de su domicilio ubicado en la calle de Hidalgo de la agencia municipal de Trinidad de Viguera.

En la entrada a la comunidad, el joven caminó por la calle de terracería Camino Real, con destino al plantel educativo, pero se presume que antes decidió pasar a la papelería ubicada en la calle Tercera Privada de Camino Real.

Con su mochila de color café al hombro, el joven de 18 años decidió seguir su trayecto al plantel, pero ya no regresó por la Tercera Privada y salir a la calle Camino Real, decidiendo cortar camino por una vereda para llegar a la calle Francisco I. Madero, donde se ubica el plantel educativo.

Entre las dos calles, donde existen espinos, fue interceptado por él o los presuntos homicidas.

Al parecer, Salvador habría opuesto resistencia cuando era asaltado y recibió una puñalada en el cuello, quedando moribundo en el lugar. Los participantes se dieron a la fuga con un teléfono celular de su víctima y otras pertenencias.

 

Confirman su muerte

Su vida por un triste celular 2 Su vida por un triste celular 3 Su vida por un triste celular 4

A las 07.45 horas, uno de sus compañeros de escuela, al acudir a la papelería lo encontró agonizante, pero cuando llegaron los paramédicos, confirmaron que ya había dejado de existir.

Rogelio Ramírez Gómez, subdirector del plantel educativo arribó al lugar y junto con autoridades municipales de San Lorenzo Cacaotepec inspeccionaron, pero no establecieron su identidad. “No sé el nombre del alumno, porque se encuentra boca abajo”, dijo el profesor Rogelio Ramírez.

Había pasado una hora y a través de las redes sociales y estaciones de radio dieron a conocer que un estudiante del CBTA fue asesinado.

A la tía de Salvador Adán le surgió una corazonada y decidió llamarle a su teléfono celular, pero ya no contestó.

Hubo otras llamadas y el teléfono ya no sonó.

Presintiendo algo malo, el ama de casa decidió avisarle a su hermano, el serigrafista Salvador Misael Cervantes Martínez, de 39 años de edad, para que acudiera a la escuela a buscar a su hijo, porque después de varias llamadas no había contestado.

En el trayecto a la escuela, Salvador Misael siguió llamando a su hijo, pero tampoco hubo respuesta.

Antes de las 10:00 horas, el obrero llegó al lugar y confirmó que su hijo estaba sin vida, sin su teléfono celular, que habría sido el móvil por el cual lo atacaron a puñaladas.

Al comparecer ante la autoridad ministerial, pidió que se investigue la identidad de los presuntos responsables del crimen de su hijo, Salvador Adán, quien cursaba el sexto semestre de técnico agropecuario.

 

Zona de asaltos

 

Durante las primeras indagatorias realizadas por los elementos policíacos, vecinos de la zona explicaron que en el lugar ocurren constantes asaltos por la falta de vigilancia de la policía municipal, quienes se quejan que el ayuntamiento no les proporciona gasolina.

En el Camino Real que une de la carretera a la comunidad y la calle Francisco I. Madero, los asaltos a los estudiantes han sido constantes, pero la autoridad municipal no ha escuchado la queja de los vecinos.

Los habitantes de la zona pidieron mayor vigilancia en el lugar, ya que aunque se encuentra cerca el fraccionamiento La Soraya, donde existe vigilancia para funcionarios, ellos se encuentran olvidados.

Los elementos policíacos iniciaron con las investigaciones y del caso se inició la averiguación previa 57/II/2016 por el delito de homicidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *